El chico que fue a los Clio a dejar su carpeta

En el 2011 yo trabajaba en Ogilvy Guatemala, ese año nos habíamos ganado 4 clios y la agencia tuvo el increíble gesto de enviarme a recibir las estatuillas, algo que sin duda jamás olvidaré. Nunca había estado en Nueva York y menos para algo tan importante.

Durante la fiesta de premiación, cuando ya todos estábamos celebrando en uno de los salones del museo de historia natural, de pronto vi a un chico asiático que parecía que estaba vendiendo películas piratas.

Era como ver a un vendedor de esos que se paran en las esquinas, con la mochila negra a la espalda y lo que parecían ser un montón de CDs en la mano, bueno lo único que lo diferenciaba era el elegante traje.

Me pareció raro ver a alguien así en la fiesta de los Clio, le presté atención y vi que se acercaba a cada persona en la fiesta, les hablaba por un momento, les daba un CD y luego hablaba con alguien más repitiendo la acción.

Yo me encontraba con unos amigos que conocí ahí y de pronto se nos acercó. Nos preguntó si éramos Directores Creativos y se presentó. Nos contó que se acababa de ganar un Clio de estudiante, algo muy impresionante, dijo que estaba buscando trabajo y nos entregó un CD a cada uno, resulta que era su carpeta.

Me sorprendió la astucia del chico, no solo se acababa de ganar uno de los premios más importantes de la industria publicitaria, sino que en lugar de ponerse a celebrar como todos hubiéramos hecho, había planificado entregar su carpeta a todos los directores creativos que habían en la premiación. Totalmente inteligente! Increíblemente astuto! 

Tenía en un solo lugar a los mejores Directores Creativos del mundo (y yo que andaba por ahí) y no perdió la oportunidad de darse a conocer.
Estoy seguro que debe estar trabajando en una de las mejores agencias del mundo y todo porque tuvo dos grandes ideas. La primera que lo hizo ganarse un Clio y la segunda que me parece aún mejor que la primera y que fue repartir su carpeta.

El chico tenía talento y ganas, de eso se trata.

Por Yoshiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *