Qué hacer cuando no se te ocurre una idea

Alguien decía que tratar de tener una idea es como tratar de ir al baño sin tener ganas. Y es totalmente cierto.

Hay días en los que todas las ideas se te ocurren normalmente, un poco de análisis, buscas en tus caminos creativos y luego de meterle por un tiempo se te vienen los conceptos y solo queda elegir el que uno cree que es el mejor y bajar las ideas.

Pero hay otros días que ni siquiera invocando a todos los dioses habidos y por haber se te viene un solo bendito concepto. Esta es una experiencia que todos los que hemos estado y los que estarán en un departamento creativo vivirán. La primera vez que te pasa es cuando sos junior, y te enfrentas al bendito deadline, tenés que ir con el Director Creativo a presentarle las ideas y pensás ¿cómo hago para decirle que no se me ocurrió nada?

Qué podes hacer? pues la respuesta es sencilla aunque no muy reconfortante: llegás y le decís “estoy bloqueado o bloqueada, solo tengo estos caminos”.

Todos hemos pasado por eso, así que nadie te va a matar, lo importante es que le llegués a hablar con suficiente tiempo antes de la entrega de la campaña para que haya tiempo de hacer un brainstorming y solucionarlo.

El error más grande que podés cometer es quedarte callado o callada y no decir nada hasta que llega el deadline, ahí si te matan. Y no te van a matar por no tener ideas, te van a matar por no decir nada. Hay que levantar la mano cuando se necesita ayuda.

Luego vas a ver que el problema se soluciona, la campaña sale, siempre sale.

Cada vez vas a ir agarrando más práctica y los conceptos llegan más fácil. Lo importante es no perder la confianza en uno mismo y seguir pensando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *